Koh Yao Noi, perdida en el mar de Andamán

¡Shhhh! Guárdame el secreto, lo que te voy a contar es importante, se trata de un lugar de esos que cuando llegas te das cuenta de que no quieres que se entere nadie más de su existencia

Ko Yao Noi desde Ko Yao Yai

Quizás yo tampoco hubiese pisado Koh Yao Noi si Gema, el bicho viajero con el que recorrí Laos, no me hubiese hablado de ella. La “pequeña y larga” isla a medio camino entre Phuket y Krabi descansa tranquila en el mar de Andamán lejos de las olas de turistas en busca de playas de postal en Tailandia. Junto a ella, su hermana Koh Yao Yai pasa aún más desapercibida para delicia de todo el que busca una visión diferente del país de las sonrisas.

A Koh Yao Noi llegué en un barco cargado de sacos y motos tras un tranquilo viaje desde Krabi en sogthaew de línea entre montañas de piedra caliza. La travesía en barco entre islotes verdes y blancos de la bahía de Phang Nga ya fue motivo suficiente para sacarme una sonrisa de oreja a oreja aquel día de ese tropical mes de diciembre.

En ruta a Koh Yao Noi

En este pedacito de tierra no hay playas de infarto, cuando la marea sube éstas desaparecen, tampoco hay bares chulos ni fiesta loca. El primer 7-Eleven llegó hace muy poco pero sé que dentro de muy poco los resorts de lujo con vistas infinitas hacia el mar no tardarán en llegar. La línea del horizonte de la costa este de Koh Yao Noi es el regalo para todo aquel que quiere salirse del circuito, ese paisaje de montañas de caliza era para mí una inyección de felicidad cada mañana.

Koh Yao Noi

Arrancaba la moto con el orgullo de haber aprendido (¡por fin!) a conducirla y recorría la costa contemplando las aletargadas playas de Paradise, Sabai y Klong Jork como si hubiese estado allí antes, deseando que la isla permaneciese tal y como estaba durante mucho más tiempo. Entre playas, palmeras, jungla, manglares y sonrisas auténticas pasaron las horas en un paraíso que a nadie parecía importarle demasiado.

Así que, ve a Koh Yao Noi, despacito, difrútala sin hacer mucho ruido y, sobre todo, guarda el secreto

Moto en Koh Yao Noi

Ko Yao Noi palmeras

Si te has quedado con ganas de más, este vídeo de Philipp Bloom te pondrá los dientes largos:

Datos útiles

Para llegar a Koh Yao Noi desde Krabi hay que tomar uno de los songthaews hacia el muelle de Thalen que salen cada hora desde el 7-Eleven de la avenida principal (Maharaj Rd.). El trayecto dura más o menos una hora y cuesta 100 THB. Al llegar al muelle te indicarán qué barco tomar hasta la isla. El ticket se paga dentro y cuesta 150 THB y el viaje dura unos 45 minutos.

No son muchos los lugares para dormir y son algo caros pero si alquilas una moto nada más llegar (200 THB al día la manual y 300 THB al día la automática) es posible hacer algo de regateo moviéndose por la isla y también los precios dependerán de la temporada en la que te encuentres. Hoteles a buen precio son los siguientes:

  • Coconut Corner Bungalow Koh Yao Noi: entre Pasai beach y Sabai beach. Estaban renovando algunos de los bungalós y conseguí bajarles el precio hasta 400 THB.
  • Nam Kok: se puede llegar andando desde el muelle. No bajaban de 550 THB.
  • Garden Bungalows: los más baratos de toda la isla después de haberla recorrida entera. Están cerca del único 7-Eleven, cerca del muelle de los barcos hacia Koh Yao Yai. Además de bungalós tienen unas habitaciones gigantescas, limpias y renovadas por 300 THB. El wifi funciona muy bien. Aquí fue donde me quedé a dormir.

Para cruzar a la otra isla, Koh Yao Yai, hay que dirigirse al muelle de Chonglad. El precio del ticket es bastante discrecional pero ronda los 50 THB por persona y los 100 por THB. El trayecto no dura más de 10 minutos pero recorrer la moto por la isla es una excursión tranquila e interesante. Los barcos de vuelta hacia Koh Yao Noi están operativos hasta las 17:00 aproximadamente.

Si buscas un lugar barato para comer, hay un puesto local a un par de minutos en moto desde el muelle de Thakao (desde donde salen los barcos a Krabi) en el que cocinan algunos platillos thais por 30-50 THB.

Me enteré de la existencia de Koh Yao Noi porque Gema fue a hacer yoga a un complejo muy bonito. Si te apetece hacer un retiro de este estilo, se llama Island Yoga.

Compartir es regalar amor...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn