Show Me The Money: Yunnan (China)

Tras el norte de Tailandia y una breve parada en Luang Namtha inicié mi andadura por la región de Yunnán en China, donde pasé 11 días poniendo el pie en lugares como Kunming, Dali, Shaxi o Lijiang antes de volver a Laos.

Como viene siendo habitual, intento demostrar que si yo puedo viajar, ¡todo el mundo puede hacerlo! Sin contabilidades B, veamos en qué se me fue el dinero esos días.

Ventanas tibetanas

En mi cuaderno anoto cada día los gastos en cinco categorías que me parecen las básicas cuando se está en ruta:

    1. Alojamiento.
    2. Comida: aquí incluyo también bebidas y las míseras cervezas que he podido tomar. Mucho ojo viajeros, el presupuesto se va fácilmente en bebidas espirituosas y yo prefiero comer a beber.
    3. Transporte.
    4. Excursiones: todo tipo de entradas a monumentos o visitas guiadas.
    5. Otros: compras varias necesarias para seguir en ruta como cosas para el aseo, ropa o cachivaches.

En este caso también hay que añadir la categoría de visados, ya que es necesario para entrar en China. Como ya conté por aquí, el visado chino cuesta 1.100 baths tailandeses y es válido para viajar un mes por el país.

Personas China

En grandes rasgos, China es un país aconsejable para aquellos que tengan un presupuesto ajustado; sin embargo, no es tan barato como lo recordaba allá en mi primera visita en 2008. Es posible que estando acostumbrada a los precios de países como Laos, Tailandia o Sri Lanka, viajar por China me pareciese más caro por comparación, aún así, las cifras son objetivas y es evidente que el transporte encarece mucho la cuenta.

Las distancias a recorrer en cualquier viaje por el Gigante Asiático son considerables, así que me vi forzada a echar la noche (de la mejor manera posible) en autobuses, ahorrando así un poquitín en alojamiento y aprovechando el tiempo. En general, moverse en autobús es ligeramente más caro que hacerlo en tren; sin embargo, los buses y furgonetas que salen cuando se llenan son más frecuentes y es inevitable acabar utilizando este tipo de transporte.

Si no se sabe mandarín, es imperativo llevar escrito en caracteres chinos hacia dónde queréis dirigiros. Yo diría que casi el 100% del personal de las estaciones de autobuses y trenes no tiene ni idea de inglés, por lo que hay que pedir en el hotel que os escriban qué es lo que queréis y cuándo lo queréis. Aún así, es totalmente posible viajar por libre en China en transporte público.

En algunas ciudades como Dali es aconsejable alquilar una bicicleta para conocer un poco más la zona. Es conveniente negociar el precio, ya que sueles pagar algo más por no tener ojos rasgados… No debería salir por más de 20 RMB al día.

Hotel China

A diferencia de otros países en los que he estado en este “solo ida” como Laos o Sri Lanka, en China hay cantidad de albergues (hostels) a buen precio y que suelen estar bastante limpios. Son muchos los  jóvenes locales que utilizan este tipo de alojamiento cuando viajan varios, por lo que suele haber buen ambiente y es el único lugar en el que acabas encontrando a otros viajeros occidentales en la región.

Las camas en un dormitorio compartido rondan los 30-40 RMB, así que no es difícil hacer noche bajo el edredón nórdico por unos 3,50€-5€ al cambio. No se suele incluir nunca el desayuno, así que se paga aparte o se sale a la calle a buscarlo.

Puesto de comidas chino

En el apartado de comidas hay para todos los gustos. Esto es, es posible comer dumplings en la calle por 8-10 RMB o un plato de jiaozi por 6 RMB (apañándote para pedirlos) pero si quieres una comida algo más elaborada la cuenta puede alcanzar fácilmente los 50 RMB. Todo depende de los homenajes gastronómicos a los que estés dispuesto.

Finalmente, otra de las grandes magnitudes que todo viajero debe contemplar es el precio de las excursiones y las entradas. La verdad es que me escandalizaba una y otra vez con lo caras que, a mi parecer, eran las entradas a determinados lugares. Muchas veces, por la misma rabia ni acababa entrando o simplemente intentaba otros accesos. En cualquier caso, el truco del carné con fotografía que contaba en el Decálogo para viajar por China en solitario ¡suele funcionar!

Arquitectura china

Sin más preliminares, aquí os enseño la pasta que me dejé viajando por Yunnan durante 11 días:

  1. Alojamiento: 300 RMB (37,50€)
  2. Comida: 529,50 RMB (66,18€)
  3. Transporte: 1.165 RMB (145,62€)
  4. Excursiones: 58,50 RMB (7,35€)
  5. Otros: 140 RMB (17,50€)
  6. Visado: 1.100 THB (27,50€)

(Tipo de cambio en agosto 2014: 1€ = 8RMB)

TOTAL: 301,65€ – Esto hace un gasto diario de 27,42€ y 25,83€ si quitamos la partida de “otros”, que engloba gastos superfluos que podría haber evitado.

En general, viajar por China fue más caro de lo que esperaba y esta fue una de las razones por las que decidí acortar el itinerario y el tiempo que pensaba dedicarle al país. Me moví mucho y rápido y es posible que en un viaje más largo los altos costes fijos de transporte se vean más compensados con un alojamiento y una comida con una buena relación calidad-precio.

¿Sorprendido? ¿Cuándo te animas a hacerlo?

Caminando por Shaxi

Caminando por Shaxi

Compartir es regalar amor...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn